martes, 26 de octubre de 2010

- "Claire se queda sola" de Marian Keyes (I Hermanas Walsh)

Calidad  Magistral Erotismo suave
Título: Claire se queda sola
Título Original: Watermelon
Serie: I Hermanas Walsh
Autor: Marian Keyes
Editorial: Plaza y Janés / DeBolsillo
Año: 2003
Género: Contemporánea, Romántica, Chick-lit, Humor.

Sinopsis: Las desgracias se acumulan en la vida de Claire, todo hay que decirlo. Justo el día que da a luz a su primer hijo, la abandona su marido, que ni siquiera tiene la delicadeza de irse con una mujer más delgada que ella. Con una niña recién nacida, unos kilos de más y el cuerpo ensanchado y deforme después del embarazo, Claire se ve obligada a iniciar una nueva vida. Sin embargo, en su extravagante familia irlandesa encontrará un buen paño de lágrimas, y entre la risa y el llanto emprenderá una meteórica recuperación, siendo ella la más sorprendida.



CRÍTICA
Éste es un libro para las que creen que no es posible reírte de los peores momentos de tu vida. No desesperéis, ¡es posible!

Nunca creí que me pudiera carcajear con las desgracias ajenas, sin dejar de solidarizarme al mismo tiempo. Esta autora tiene un gran mérito, porque ha conseguido que me ría con algo tan serio como una depresión, sin quitarle dignidad al personaje -o al menos no demasiada-; algo que hasta ahora no creía posible.

Quizás esto sea debido a la propia experiencia de la autora, que lo escribió como parte de la terapia para dejar el alcoholismo -lo cuál explica también de dónde salen muchos de los trucos de las hermanas Walsh para esconder/encontrar botellas...- y, según cuenta la leyenda, se le ocurrió enviar los primeros capítulos a una agente literaria en un rapto de locura. El problema es cuando le pidieron el resto de la novela... ¡y tuvo que escribirla de golpe porque no tenía nada más!

La protagonista, Claire, pasa por todas las fases lógicas de esta situación... inesperada -incluyendo una depresión "post-parto / post-abandono"-, y el lector la va acompañando por todas ellas. Es un sentido del humor... inglés. Agridulce. Cínico. Negro. Y, sobre todo, irreverente.

Te ríes con su estrambótica familia. Te dan ganas de llorar por lo que está pasando... y al segundo siguiente te ríes por como lo enfoca la autora. Odias a los hombres... y poco después te dices... venga, va. En el fondo no son tan malos.

Una familia para enmarcar. Unos personajes extraños pero entrañables y la certeza de que, lo que no te mata te hace más fuerte.

Es mi libro favorito de esta autora, sin lugar a dudas.


Por si os interesan el resto de libros de Marian Keyes, aquí tenéis su "Guía de Lectura".

El listado actualizado de libros y autores a los que les he hecho ficha está en Hojeando, por si queréis echarle un vistazo.

No hay comentarios:

Entradas recientes

Entradas populares