miércoles, 4 de enero de 2012

- "Propósitos de año nuevo" - Diario de una Pringadilla

Querido Diario:

Un nuevo año se acerca y en plena crisis existencial y económica, creo que ha llegado el momento de establecer unos firmes propósitos para el año nuevo.

¿Pero cuáles?

Pasando la barrera de los treinta llega el momento de pensar en lo que estás haciendo con tu vida y siempre dicen que hay antes de morir hay que hacer tres cosas:

  1. Plantar un árbol: Las plantas se suicidan antes de entrar en mi casa, así que con conseguir que un cactus sobreviva en mi cercanía me puedo dar con un canto en los dientes.
  2. Escribir un libro: ¡Bástante tengo contigo Diario, como para meterme en semejante berenjenal!
  3. Tener un hijo: Esto... yo... Va a ser que no. Mis ahorros no me lo permiten y prefiero pasar las noches sin dormir por otros motivos. He metido mi reloj biológico en un par de calcetines debajo de las mantas en el fondo del armario y hago como que no existe.
Con esta actitud no voy a conseguir una lista decente... así que he hecho una encuesta a mi alrededor de los propósitos de año nuevo más comunes y he decidido agenciármelos:

Como dice la canción: "Tres cosas hay en la vida. Salud, dinero y amor. Y el que tiene estas tres cosas, que le de gracias a Dios.

SALUD:
Pues empiezo bien el año.

Como todas las navidades he cogido un trancazo tremendo y estoy contribuyendo a la desforestación a base de cleenex. Según mi madre es porque me alimento mal, cosa que nunca he entendido que tiene que ver con el moqueo... Además, yo he basado mi alimentación en los tres grupos alimenticios básicos: chocolate, chucherías y patatas fritas. Aunque quizás eso explique por qué tengo que apuntarme con urgencia a uno de los propósitos de año nuevo más comunes, hacer régimen.

Los turrones, la decapitación masiva de gambas y los pantagruélicos banquetes maternos han causado que la báscula se aparte cuando me acerco a ella y que necesite vaselina para meterme en el traje que tenía pensado para Nochevieja; así que hago firme propósito de enmienda para el día uno de enero -bueno, mejor para el siete que me encanta el roscón de reyes- y haré una dieta draconiana que me permitirá encontrar mi cintura que hace tiempo que no la veo -si alguien la ha visto, por favor que la lleve a objetos perdidos-. En fin, esa es mi intención, pero no es mi culpa si me sabotean.

En enero hay que acabar los productos navideños que compré de sobra. En febrero está el día de los enamorados y durante todo el mes te torturan psicológicamente con anuncios de bombones. En marzo están las Fallas, es decir puestos de churros con chocolate en cada esquina antes, durante y después de la semana grande. En abril las Pascuas, con las torrijas, dedos de santo, las "monas de Pascua",... y suma y sigue.

He llegado a la conclusión de que la gastronomía española ha sido creada por los hombres españoles que, como buenos machistas, hacen todo lo necesario para que sus mujeres no nos atrevamos a ponernos en bikini...

Visto lo visto, el otro punto con el que puedo mejorar mi salud es con ejercicio. No es raro que las inscripciones a gimnasios se disparen en el mes de enero por parte de gente que no vuelve a pisar el local después del primer día. Soy de esas, lo confieso. ¿No dicen que lo importante es intentar las cosas...? Pues yo hago propósito de enmienda y me apunto, pago... y me canso sólo con ver a otros sudar. Me temo que siempre he dicho que lo mío es la posición horizontal.

¡Diario, no pienses mal! Bueno, la verdad es que sí que me gusta esa posición pero a estas alturas me conformaría hasta con el misionero... Lo cual me lleva al segundo gran grupo:

AMOR:
¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?

Pues no lo sé, no suelo confundir ambos conceptos aunque estén relacionados, pero a falta del primero... me conformaría con el segundo. Como dice mi madre... cuando pasas los 30, a la hora de buscarse novio sólo te quedan dos categorías:
  1. El "rebuig": Palabra valenciana que quiere decir "lo que nadie quiere".
  2. Los de segunda mano: Definición que se explica por si misma.

Y como mi desesperación aún no llega al punto de aceptar a los del primer grupo, baso mis esperanzas en encontrar este año alguno del segundo grupo, no demasiado desgastado y sin taras en la estructura. Una utopía, estoy de acuerdo pero de ilusión también se vive.

Mientras tanto... pienso seguir los pasos de la Demi Moore (en una versión española, bajita y regordeta) y buscarme un Ashton Kutcher para consolarme. Jejeje. Si ella a sus cincuenta puede conseguir semejante tiarrón veinteañero para compartir su vida, yo a la treintena puedo conseguir un casi treinteañero para compartir un ratito ¿no?

¿De qué te ríes, Diario? No me parece gracioso...

Menos mal que me queda la amistad que si no... En este aspecto siempre me he regido por este dicho:
"Un buen amigo es el que en los buenos momentos acude cuando se les llama y en los malos sin ser llamado".

Y siguiendo esta norma, últimamente tengo que acudir al lado de mucha gente sin que me llamen. A mi alrededor sólo veo: solteros involuntarios de taitantos; separados voluntarios pero amargados; okupas parentales sin otra opción; trabajadores puteados y parados a los que les gustaría que les putearan.

Es posible que la cercanía de mi cumpleaños "XXX" me haya hecho cambiarme sin darme cuenta las gafas fashion de cristales rosados por las gafas de sol de alta protección; pero yo creo más bien que, como dice el refrán:
"Mal de muchos... ¡EPIDEMIA!".

Y eso es lo que veo a mi alrededor.

DINERO:
Lo cual me lleva al último punto. El bolsillo.

Mi propósito de año nuevo para este aspecto es remendarlo, que parece que tenga un agujero en ellos y por eso siempre los tenga vacíos.

Para ello tendría que cumplir varios puntos.
  • Dejar mi trabajo: Es con lo que sueño todos los días y la mayor parte de las noches. No más broncas, no más ironías, no más tareas inútiles, no más sueldo estable... Me temo que para poder hacer eso primero necesito cumplir otros puntos.

  • Encontrar un trabajo nuevo: Más fácil de decir que de hacer porque con el mercado actual de trabajo tengo que competir con muchos J.A.S.P. (Jovenes Aunque Sobradamente Preparados) -cuando yo misma soy una C.V.Y.M.P. (Casi Vieja Y Malamente Preparada)-. Y esto me lleva al punto fundamental.

  • Mejorar mi formación: Bufff... Mis neuronas saben lo que pone en mi DNI y han decidido que ya han cumplido su cupo en lo que a estudiar se refiere. Pese a ellas hay tres campos que debería reforzar.

    • Idiomas: Me temo que los tacos en valenciano es algo que no puedes poner en el curriculum; lo que aprendí de un novio francés no es algo que te sea de utilidad en una oficina -a menos que quieras ascender y no te moleste la pinta de Julian Muñoz que tienen mis jefes- y el inglés... soy de las que lo cantan de oído, así que imagínate el hablarlo, Diario.
      Suelo decir es "Mai neim is Pringadilla", "Plis" y "Ji is in a miting". Así que conseguir llegar al nivel alto que piden en la mayoría de las ofertas de trabajo está chupado ¿no?

    • Informática: Soy un crack manejando facebook, twitter, messenger y el correo electrónico, pero esos conocimientos no suelen estar muy solicitados... En cambio suelen pedir un montón de siglas que ni siquiera sé deletrear...

    • Títulos: Últimamente parecen cromos. Se cambian, se venden, se compran, se tienen repes... A mi nunca me han gustado los cromos (y así me va).

Visto lo visto, me parece que el año que viene no conseguiré ni dinero, ni salud, ni amor... así que aprovecharé el fin de año para anestesiarme y que al menos no me importe.





- Fin -

Por: Victoria Hyde


Aquí os pongo las entradas de las desventuras de Pringadilla en su Diario, mi personaje más disparatado.

4 comentarios:

Yolanda Quiralte dijo...

JAjajaja, eso es lo que yo llamo positividad extrema Pringi jajajaja. FELIZ AÑO Y QUE PRONTO SE TE OLVIDEN TUS PROPÓSITOS jaja.

Victoria Hyde dijo...

Viendo que la economía está fatal, he decidido empezar por el blog las nuevas políticas de austeridad y ahorro y, en lugar de escribir una lista de propósitos para el año nuevo, volver a poner la que escribió mi personaje "Pringadilla" el año pasado. Total, siguen vigentes. La pobre...

menchu dijo...

Ayyyy Pringadilla, me has hecho reflexionar, punto por punto.
He de decir que he plantado varios árboles, lo bueno es que no los cuido yo si no estarían seeeeecosss. He escrito más de un libro y he tenido no un hijo sino dos. Prueba superada. Así que este año no sé si me voy a proponer algo más :)) La salud, mejor no mencionarla, la dieta, ay la dieta, me pasa "sassstamente" lo mismo que a tí y paso de gimnasios, encima, debido a la salud, no puedo andar así que nos queda el amor. Ese bien. Muy bien gracias a Dios. De trabajos y dineros, tampoco hablamos "¿Pa qué?"
En fin, que eres estupenda, que te van a pasar cosas muy chulas y no tienen por qué estar en ninguna lista. Como decía Doris Day Que será, será.

Anónimo dijo...

Hay Diosssss!!!!!! que muero de risa...jajajajaaj
No sabría decir...Qué me gustó más...jajajajaj
Pero lo de la posición horizontal!!!!
jJAJAJAJJ ME GUSTÓ MUCHOOOOO JJAJAJAJJA. Eres la caña!!!
Marisa Arias

Entradas recientes

Entradas populares