jueves, 5 de julio de 2012

- "La Manca de Nomelevanto"

Como el nombre de la entrada dice, y caricaturizando el nombre de gran escritor manchego, la manca -Uséase, yo- no consigue levantar cabeza.

Tras una serie de catastróficos imprevistos, la guinda sobre el pastel ha sido volverme siniestra.

Con esto no quiero decir que haya decidido vestir de negro, renunciar a mi herencia mediterránea por una apariencia lánguida, o solucionar mis lumbalgias a base de dormir en un ataúd; sino que, como mi "diestra" ha decidido declararse en huelga por considerar que mi obsesión por el excel se puede considerar explotación laboral, he tenido que recurrir a su hermana melliza, la cual hasta ahora había vivido entre algodones y se siente como una cenicienta recién desterrada a los fogones.

Mi legendaria capacidad multitarea, equiparable a la de los teleoperadores extraterrestres de los M.I.B., se ha visto mermada de una forma tan trágica como inconveniente -sobre todo para ganarme las habichuelas- y me he visto reducida a batallar con medios alternativos de escritura...

Pero esto es una historia demasiado traumática como para tratarla en mi -ejem...- glorioso "come back".

Tras una temporada de retiro meditativo autoimpuesto, había hecho propósito de enmienda -... Y sin ser Año Nuevo (¡¡¡Milagro!!!)- y había preparado una serie de entradas para dejaros boquiabiertos, pero la adversidad -y el cabestrillo- se cruzaron a mi camino telemático y se han quedado en preparación.

Pese a ello, estoy haciendo acopio y selección de esquelas, digo... de críticas para que contribuyais a la reactivación del mercado de consumo con esos eurillos que teníais guardados bajo el colchón.

Aceptadlo, no son guisantes, ni una nueva forma de acupuntura, son moneditas tristes y solitarias intentando llamar vuestra atención para que las dejéis ir a jugar con sus amiguitos y yo, como buena samaritana, os daré numerosos motivos para ello.

No, no es necesario que me deis la gracias con tanta efusividad. Algunos de vosotr@s habéis hecho lo mismo por mí en esta temporada de replanteamiento existencial... Sólo estoy devolviéndoos el favor.

Sólo espero que vuestros euros sean felices jugando con los míos... Allí donde estén.

En breve, "Microsoft o la marginación levantina" e "Y Siwon dijo:".

P.D: Gracias a todos los que habéis seguido visitando este blog, sin perder la esperanza de que me dignase a poner por escrito los desvaríos de algunas de mis múltiples personalidades.

4 comentarios:

Yolanda Quiralte dijo...

¡¡¡¡¡¡¡BONICA!!!!!!! ¡¡BIENVENIDA DE NUEVO!!!!

Un beso

Javier Casas dijo...

UN BESITO PRECIOSA y ÁNIMO... Sigue escribiendo con esa ironía, que me he descojonado varias veces, jeje

Victoria Hyde dijo...

Gracias! :D

Victoria is in the house! jejeje

AnaCremades dijo...

Me alegro de verte de vuelta, Victoria y espero que, a partir de ahora, la vida te sonría o le hacemos cosquillas, como se suele decir.
En serio, qué bien saber de ti.
Bss

Entradas recientes

Entradas populares