lunes, 25 de julio de 2011

- "Secretos en Londres" de Julia Quinn (II de los Bevelstoke)

Calidad Muy buena Nivel erótico Hot
Título: Secretos en Londres
Título Original: What Happens in London
Serie: II de la serie Los Bevelstoke
Autor: Julia Quinn
Editorial: Urano
Colección: Titania
Año: 2011
Género: Romántica, Histórica.

Sinopsis: Cuando el rumor de un posible asesinato llega a oídos de Olivia Bevelstoke, la joven desea averiguar si aquello de lo que acusan a su vecino, sir Harry Valentine, es o no cierto. Olivia no cree que él sea el responsable de la muerte de su novia, pero ¿qué mal puede haber en mirar un poquito para asegurarse? Sin embargo, su observación deja claro que el morador de la casa cercana esconde algo. En realidad, sir Harry, conocedor de las artes del espionaje, lo que hace es traducir documentos para el Ministerio de Guerra. Pero cuando se da cuenta de que una preciosa rubia lo observa desde su ventana, su instinto se despierta y comienza a sospechar. Al tiempo que confirma que sólo se trata de una fisgona, descubre otro dato inquietante: Olivia podría estar prometida con un príncipe extranjero que conspira contra Inglaterra. Entonces es Harry quien comienza a vigilarla, pero quizá no sólo por interés profesional...



CRÍTICA
Después de un muy mal día... -de esos que te pegarías un tiro una y otra vez si resultasen ser el "Día de la Marmota"-, decidí animarme pasándome por una librería. Como es habitual en mí, salí cargada con cuatro libros, aunque sólo uno de ellos era para mi. Éste.

La verdad es que le tenía ganas desde que supe que se iba a publicar en castellano; ya que desde que me leí la primera parte de la serie de los "Bevelstoke", "Los diarios secretos de Miranda", tenía ganas de ver qué tipo de hombre podría lidiar con la terrorífica Olivia.

No me puedo quejar.

Las primeras páginas de la novela rozan la genialidad, me atraparon y me enamoré de inmediato de ese Harry de diez años que ya domina a la perfección el francés y el ruso -gracias a una excéntrica abuela- y que te cuenta con una indiferencia científica, como limpia las vomitonas de su padre borracho. Para él es sólo números, tiene que serlo para poder soportarlo.

Fue una pequeña decepción que los siguientes capítulos fuesen bajando de ese nivel, no es que sean malos, pero con un principio tan bueno me creé muchas expectativas; por fortuna para mi y para los oídos de la autora, poco a poco fue volviendo a subir hasta terminar la última página con una sonrisa tatuada en la cara.

No es su mejor novela, pero sigue siendo una buena novela que consiguió que olvidase todas mis penas.

Como principio tenemos a una Olivia Bevelstoke -que ha rechazado todas las proposiciones de matrimonio que le han hecho-, totalmente aburrida del hecho de ser una debutante y que decide espiar a ese vecino del que le han dicho que asesinó a su prometida -pese a que ni ella misma se lo crea-. Es un hombre muy extraño, se pasa las horas en su escritorio escribiendo sin parar y de vez en cuando tiene comportamientos inexplicables.

Lo que menos espera es que él la descubra.

Tenemos un buen comienzo. Dos vecinos que se detestan sin demasiada cordialidad, intercambiando una serie de pullas verbales muy divertidas.

Después, por cumplir órdenes, Harry tiene que vigilar a esa irritante muchacha... y va descubriendo que esa belleza no es tan fría e indiferente como le gusta aparentar.

Los diálogos son chispeantes, las réplicas ácidas y desternillantes. Todo esto hace de Harry y Olivia una pareja con mucha química y de la que esperas con ilusión su próximo enfrentamiento.

El hermano gemelo de Olivia, cumple su papel de irritante hermano pequeño (aunque sólo sea por tres minutos) y consigue sacar de quicio a su melliza... aunque ésta sepa como vengarse de una forma adecuada.

La madre de los Bevelstoke tan sólo hace un breve cameo... cosa que me dejó con ganas de más; ya que es una madre al más puro estilo Quinn, amorosa y terrible, con una forma elegante, sútil y expeditiva de poner en su lugar a sus rebeldes cachorros (yo de mayor quiero ser así).

Como pegas... me ha faltado una buena historia secundaria, me decepcionó que se pasase de puntillas sobre la problemática relación de Harry con su hermano pequeño -pensé que tendría más relevancia- y eché de menos que se le diese más relevancia a la trama de misterio..., la cual, al final se queda en prescindible y una mera anécdota.

Como pros... algunas escenas memorables, como la declamación del primo de Harry, Sebastian Grey, -del que estoy deseando leer su historia- de la infame novela "La señorita Butterworth y el barón demente"; o la declaración al final del libro.

Tengo la firme sospecha que

Una historia divertida que puede hacerte olvidar un mal día. Pocas recomendaciones mejores hay a mi modo de entender.


Aquí tenéis la Guía de Lectura de Julia Quinn por si queréis saber más de las aventuras de esta familia.

El listado actualizado de los libros y de los autores a los que les he hecho ficha está en Hojeando por si queréis echarle un vistazo.

3 comentarios:

Yolanda Quiralte dijo...

Arggggggggg, he desplegado el spoiler arggggggg y aún no me he comprado el libro. Arggggg spoilers tentadores!!

Desde luego gracias a tus palabras, dan ganas de saltar corriendo a por él.

Victoria Hyde dijo...

Pa' eso estamos jejeje.

¿y tú por qué miras...? ¿No te han dicho nunca que la curiosidad mató al gato?

Yolanda Quiralte dijo...

No lo he podido evitar... Estaba ahí, en su cajita, taaaaaaaaan mono...

Entradas recientes

Entradas populares