domingo, 31 de julio de 2011

- "El color de la Magia" de Terry Pratchett (I del Mundodisco)

El color de la magia

Calidad Magistral Nivel erótico Besos
Título: El color de la magia
Título Original: The colour of magic
Serie: 1 del Mundodisco
Subserie: I de la serie de Rincenwind
Autor: Terry Pratchett
Editorial: DeBolsillo
Colección: Bestseller
Año: 2011
Género: Fantasía, Humor

Sinopsis: El color de la magia es la primera novela de la saga del Mundo Disco, en la que se dan cita todos los temas y situaciones clásicos del género fantástico, vistos a través del personalísimo y corrosivo humor de Terry Pratchett. En un mundo plano sostenido por cuatro elefantes impasibles que cabalgan sobre la espalda de una tortuga gigante (de sexo desconocido), habitan los estrafalarios personajes de esta novela: un hechicero avaricioso pero decididamente inepto, un turista ingenuo cuyo fiero equipaje le sigue fielmente a todas partes sostenido por cientos de pequeñas patitas, dragones que sólo existen si se consigue creer en ellos, gremios de ladrones y asesinos, espadas mágicas con grados de pesadez, LA MUERTE y, por supuesto, magia y demonios en abundancia... Ahora, a un precio único.



CRÍTICA:
No tenía intención de poner una crítica de una libro de Terry Pratchett tan pronto... pero el precio al que se está vendiendo esta edición "especial", 1,95€, es tan sorprendente que no he podido evitarlo.

Es la mejor oportunidad para iniciarse en el Mundodisco -para los que no lo conozcan, en su guía puse la explicación detallada de un friki, es decir, yo, ejem...-.

Pues, como el mismo autor reconoce, este es el más "flojillo" (si se puede usar esta palabra con semejante delirio de imaginación) de la saga. Además de que es un libro dividido en dos; por lo que aconsejo encarecidamente que se lea con el segundo a mano, "La Luz Fantástica".

Aún así merece la pena leer este libro, porque en él nació uno de los personajes más entrañables y característicos del mundodisco. Rincewind el "echicero" más nulo de todo el discomundo, cobarde innato y antihéroe por naturaleza, que reclama su derecho a considerarse mago, al igual que se necesita el cero para que las matemáticas existan... Absolutamente desternillante.

En realidad esta novela surgió como una crítica despiada e inteligente de todos los tópicos sobre la fantasía que imperaban en la época en que se publicó (el Señor de los anillos, Dragonlance,...); por lo que no es apto para aficionados al género sin sentido del humor.

Podría hablar largo y tendido sobre muchos de los personajes, como DosFlores, el primer turista del Mundodisco. Tan inocente y optimista, que Rincewind cree que a traducción del término turista, debería ser "idiota".

O, el "Equipaje" -que es uno de los mejores "personajes" de la saga de Rincenwind y que mejora conforme avanzan los libros- un baúl con multitud de pies, hecho de peral sabio, con instintos homicidas y una devoción perruna hacia su dueño, que le hace seguirlo a través del espacio y el tiempo si es necesario, y creando el terror por allí por dónde pasa.

Quizás, lo que hace que recuerde este libro con especial cariño es porque es la primera aparición de "La Muerte" -que quede claro que es de "¿sexo?" masculino-. Un personaje tan único, inimitable, tierno, práctico y excéntrico, que ha dado lugar a su propia saga dentro del Mundodisco. Una Muerte fascinada con los humanos, con una compasión infinita por sus cortas vidas, convencida del trabajo bien hecho y que, pese a sus esfuerzos por imitarnos, no consigue pillarle el tranquillo al asunto. Y frustrada con el impuntual Rincewind que nunca consigue llegar a tiempo a las citas que tiene con ella.

Y qué decir de los dioses del Mundodisco, tan humanos -y tan parecidos al panteón griego y romano- que se dedican a jugar al ajedrez con el destino de los mortales.

Si a esto le añades el mayor guerrero del mundo, "Cohen el bárbaro", el cual lo es desde hace noventa años... y todos los personajes rocambolescos que Terry Pratchett siembra por el camino, tenemos una novela que, sin ser la mejor de ellas, te atrapa y te hace reír. Tiene algunas escenas que te partes de la risa.

Para los forofos despistados de este libro, os comento que hay una miniserie de televisión; pero sólo está en inglés con subtítulos. A ver, no está mal...aunque, para mi gusto, es demasiado... ¿cómo lo explicaría? Como si fuesen dibujos animados transformados en personas. Sobreactuados, vamos.

¿Mi consejo? Leerse este libro no esperando nada más que sonreír. Si os gusta, me temo que acabais de contagiaros de pratchitismo agudo; si no... no desesperéis, darle una oportunidad a alguno de los libros más tardíos, aún estáis a tiempo de contraer la variante crónica de la enfermedad. Es menos fulgurante... pero a largo plazo acabas en el mismo estado. A punto de consumido por el ansía de una nueva publicación de Terry Pratchett y habiendo cambiado hasta tal punto, que ni tus más cercanos volverán a entender tu sentido del humor.

Aquí os pongo un enlace a la Guía de Lectura del Mundodisco dónde podréis saber más sobre este universo y los libros que en él se ubican y aquí otro enlace a los libros de Terry Pratchett que se ubican fuera del mundodisco.

El listado actualizado de los libros y de los autores a los que les he hecho ficha está en Hojeando por si queréis echarle un vistazo.

No hay comentarios:

Entradas recientes

Entradas populares