martes, 22 de noviembre de 2011

- "El aliento de los dioses" de Brandon Sanderson

Calidad  Magistral Nivel erótico Besos
Título: El aliento de los dioses
Título Original: Warbreaker
Serie: Independiente
Autor: Brandon Sanderson
Editorial: Ediciones B
Colección: Nova
Año: 2011
Género: Fantasía

Sinopsis: Hace años, el rey de Idris firmó un tratado con el reino de Hallandren. El rey Dedelin enviaría a su hija mayor, Vivenna, para casarse con Susebron, el rey-dios de Hallandren. Vivenna ha sido entrenada durante toda su vida para ser una novia adecuada para Susebron y así cumplir con su deber y ayudar a forjar una paz estable entre Hallandren e Idris. Ese era el plan hasta que el rey de Idris envía a su hija Siri, desobediente e independiente, en lugar de Vivenna. Siri intenta encontrar su lugar en la corte de Susebron, pero mientras lo intenta descubre la verdad oculta sobre el reydios.

En Idris, su hermana Vivenna está preocupada y teme que Siri no esté preparada para esa nueva vida, por lo que decide viajar a Hallandren. Allí se reúne con la gente de Idris que trabaja en la capital, T'Telir, y comienza una nueva vida de espionaje y sabotaje. El plan de Vivenna es rescatar a Siri, aunque tal vez ni necesite ni desee ser salvada.


CRÍTICA
Si has leído "Elantris" adorarás a este escritor; si no lo has hecho... ¡¿a qué estás esperando?!.

Éste libro no es "Elantris", es más ácido, más duro, menos optimista, pero sigue siendo una gran novela.

No sé que me gusta más, si su título en castellano o en inglés. El original "Warbreaker" va cobrando diferentes sentidos conforme avanza la historia; mientras que el castellano te explica el argumento central de la historia.

El aliento de los dioses, de eso trata todo.

Brandon Sanderson nos ambienta en una región de un mundo imaginario, un mundo que deduces, por algunos vagos comentarios, que es el mismo en el que se situa "Elantris", pero en una zona muy muy lejana.

Una zona en la que se ubican dos países limítrofes y nada bien avenidos. Idris y Halladren.

Halladren. Verde, lujuriosa, bulliciosa, lujosa y paupérrima, de colores brillantes, cuna de los "despertadores", dónde reinan los "retornados", sus dioses.

Todos las personas nacen con un aliento; pero, en Halladren, sus dioses son humanos que reviven de la muerte, sin recordar su pasado, y que poseen un aliento biocromático tan poderoso que les permite distinguir todos los niveles de colores. Regresan en cuerpos gigantescos, la mayoría perfectos, ajenos a la enfermedad y al envejecimiento; sin embargo, necesitan el aliento de una persona a la semana para sobrevivir. Viven entre lujos, aburridos y sin saber muy bien por qué han regresado; sin embargo, los halladrienses los adoran y los alimentan con sus propios alientos, convirtiéndose en "apagados" por propia voluntad.

Y, sobre todos ellos, su rey-Dios, Susebron, el único de todos ellos capaz de tener un hijo -tan muerto y resucitado como él-, tan poderoso -con sus más de 1.000 alientos alcanza la décima elevación- que su sola presencia refleja todas las tonalidades de blanco. Elusivo, intocable, distante y de terrorífico poder.

Cuya prometida es Vivienna, -descendiente de los reyes originales de Halladren- la hija mayor del rey de Idris. La heredera que, pese a ello, ha sido educada desde su nacimiento para tomar su lugar en el trono del reino enemigo, como una ofrenda -mejor dicho un sacrificio- para mantener la paz. Cuya única función será dar a luz al hijo del monstruoso rey-dios. Y ella lo acepta. Lo acepta, pese a a que su religión les enseña que los "despertadores" son herejes que le arrebatan el alma a la gente. Siempre controlada, inteligente, paciente, educada... es el orgullo de su padre y de su reino, al contrario que su hermana pequeña Siri, de tan sólo diecisete años.

A pesar de que Idris es un reino tan gris como sus montañas, donde sus habitantes aplastan cualquier rastro de color para evitar que los "despertadores" puedan utilizar su magia contra ellos, Siri es una chica inocente, alegre, decidida, impulsiva, rebelde e inquieta, que considera que los colores y halladrienses no pueden ser tan peligrosos, haciendo enfurecer a su padre.

Tanto lo enfurece... que, cuando la guerra se acerca, y los Halladrienses reclaman a su princesa/rehén, decide enviar a la pequeña en lugar de a la mayor, pese a que eso signifique con casi toda seguridad su muerte, ya que Halladren no estará muy contento con el cambio.

Una hermana que, de repente, deja de ser el elemento más importante -y sacrificable- de su país y es substituída por la otra, que deja de ser el elemento más insignificante e irritante de su reino, para convertirse en un mero aplazamiento de la guerra.

¿Una hermana mayor salvada para que la pequeña sea sacrificada?

¿Cómo reaccionarán?

Aquí comienza la historia. O no. Porque en realidad comienza en el prólogo, con el misterioso personaje "Vasher" y uno de los mejores "empieces" de novela que he leído nunca.

«Es curioso cuántas cosas empiezan conmigo siendo arrojado a la cárcel», pensó Vasher. Los guardias rieron y cerraron la puerta de golpe.

Si a esto le añadimos el dios "Sondeluz", bromista, vago, irónico, inteligente, ¡ateo! -sí, sí, por extraño que parezca- y muy muy aburrido de ser dios; varias tramas de complots políticos contra Idris, contra el rey-Dios y contra las dos hermanas; unos mercenarios con un sentido del humor negro y descarnado; y la maravillosa manera de narrar de su autor, tenemos una novela que te atrapa desde el principio, que se va desenrollando de forma pausada y laberíntica, en la que los personajes son grises -y a veces cambian de color- y en la que nunca sabes hacia dónde va la historia, hasta el final te sorprende y te desconcierta.


Me dejó... un sabor agridulce al llegar a la última página. Carece del secreto optimismo de su primera novela y, en cambio, rebosa de verdades incómodas sobre la naturaleza del ser humano. Para una fanática de los "happy-ends" como yo, quizás no sea el final perfecto que yo habría escrito, pero por eso mismo la novela es mejor. Hasta que no llegas a la palabra fin, no sabes quienes son los protagonistas de la historia, ni qué va a pasar con el resto.

¿Resumen? Muy recomendada.


El listado actualizado de los libros y de los autores a los que les he hecho ficha está en Hojeando por si queréis echarle un vistazo.

2 comentarios:

Tatty dijo...

Tengo ganas de leer este libro, no es mi género favorito pero me llama mucho la atención y lo tengo en casa, así que en cuanto tenga un hueco me pondré con él
besos

Victoria Hyde dijo...

Brandon Sanderson no es un escritor de fantasía al uso. Más que la historia de fantasía en sí misma, tiene mayor relevancia el "autodescubrimiento" de los personajes y las tramas de suspense.

La primera novela que escribió, Elantris, es una joya y éste es una gran novela.

Entradas recientes

Entradas populares