sábado, 25 de diciembre de 2010

- "Génesis Robótico" - La Cuentista



Hoy un cuento de ciencia-ficción con moraleja.





GÉNESIS ROBÓTICO

- Mamá –preguntó C456-. ¿De dónde salió el primer robot?

C560, cogió al pequeño robot y lo sentó sobre su regazo metálico.

- ¿Y a qué viene esa pregunta, cariño?

- Es que hoy en la programadora, la Computadora General nos ha estado explicando cómo somos fabricados los robots.

- ¡¿Eso os ha explicado?! –se escandalizó-. Tendré que tener un intercambio muy serio con ella. Eres demasiado pequeño para que te expliquen esas cosas.

- ¡No soy tan pequeño! -contestó ofendido-. De todas formas no he entendido mucho eso de que papá activó con su láser un chip que tú tienes dentro y en el cual hay toda la información para que yo fuese construido. ¿Cómo llegó el láser hasta ahí?

Rápidamente, C560 tuvo que regular la temperatura interna de sus circuitos que se había elevado peligrosamente, ante esa pregunta tan inesperada. Después de unos segundos miró a su hijo que la observaba con atención esperando una respuesta y optó por la salida cobarde:

- ¿Y lo del primer robot por qué se te ha ocurrido?

- ¡Ah! Es que si todos procedemos de unos padres, tuvieron que existir unos primeros robots que dieran origen a nuestra raza. Lo que no sé es ¿de dónde proceden esos robots?

Su mamá le respondió con rapidez antes de que volviese a sacar el tema del láser.

- Verás... hay una antigua historia que cuenta que hace miles de años existían unos seres hechos de carbono y agua...

- ¿De agua? -se asombró él-. Eso tiene que ser un cuento. No ha podido existir nadie así.

- No me interrumpas -lo regañó, acomodándolo encima de ella-. Y para que lo sepas, no es un cuento, es la historia de nuestro mundo. Como te iba diciendo, esos seres eran muy inteligentes y un día decidieron construir unos seres que les ayudasen en sus trabajos y en su vida diaria. Y nos crearon a nosotros, los robots. En un principio nos crearon a partir de rocas metálicas fundidas. Los primeros de nosotros éramos muy primitivos y sólo sabíamos sumar; pero, poco a poco, nos fueron haciendo más inteligentes.

- ¡Pues que tontos! Sumar saben hasta los recién fabricados.

- Tienes razón, cariño -contestó ella, limpiándole una mancha de polvo de la superficie del rostro.

- ¿Ya se ha terminado la historia? -preguntó su hijo con la esperanza de que le dejasen ir a jugar con su vecino.

- No. Espera que ahora sigo. Llegó un momento en que llegamos a ser indispensables para ellos; hasta tal punto que cuando se enemistaron entre ellos fuimos nosotros los que peleamos en su lugar. El desenlace de eso fue que este mundo fue casi destruído y todas las especies que estaban basadas en el carbono desaparecieron por el efecto de las radiaciones que se habían desencadenado. Sin embargo, algunos de ellos sobrevivieron y se marcharon –llevándose con ellos algunos robots escogidos– para viajar por el espacio en busca de otros planetas para vivir; pero antes de irse, prometieron que algún día volverían a este mundo que era su hogar y le devolverían su antiguo esplendor.

- ¡Y ahora me dirás que los extraños visitantes blandos que salen en las películas existen de verdad! Y que visitan este mundo para secuestrar a algunos robots, son esos seres que han regresado -protestó con incredulidad C457-. ¡Qué soy pequeño, pero no tonto!

- Yo no he dicho eso. Además, no creo esos visitantes blandos existan; sólo son producto de los cables cerebrales de algún cortocircuitado y, como te iba diciendo, esos seres pusieron una condición para que pudiésemos vivir en el mundo que ellos reconstruirían. Los que nos quedamos aquí, fue para purgar nuestro pecado al haber llevado la destrucción a este planeta; y, como penitencia, se nos impuso que debíamos reproducirnos por nosotros mismos, que sufriríamos averías y que este mundo se volvería hostil contra nosotros. De esta manera el agua comenzó a oxidarnos, el viento llevó rocas que nos abollaban y, de vez en cuando, la tierra se abre bajo nuestros pies para lanzar roca fundida y devolver, a aquellos que no hayan obedecido sus designios, al material en que fueron fabricados en primer lugar; pero aquellos que fuesen fieles a sus enseñanzas y evitasen los conflictos, serían reconstruídos cuando ellos regresasen. Es por eso por lo que almacenamos los restos de nuestros desconectados; para poder volverlos a ver al final de los tiempos.

El pequeño robot la contempló con extrañeza y su único comentario fue un lacónico:

- Ah.

- Te ha gustado la historia de nuestra raza -le preguntó su madre.

- Sí, claro. Es muy interesante. ¿Puedo ir a jugar con Z820? -pidió con esperanza.

- Está bien -contestó ella con resignación, al ver el poco entusiasmo que su relato había suscitado-. Pero ten cuidado con no ensuciarte, que si no después tendré que volver a aceitarte.

- ¡Claro mamá!

Al cabo de un rato C457 fue a buscar a su amiguito, quién le espetó:

- ¡Eh, C457! ¿Por qué has tardado tanto en pasar a buscarme?

- Es que mi madre me ha estado contando la historia de los robots.

- ¡Ah, sí! ¿Y qué te ha dicho?- le preguntó con curiosidad.

- Pues me ha estado contando algo sobre unos seres de carbono y agua que deben de venir a buscarnos desde el espacio; pero que tenemos que portarnos bien porque sino no nos reconstruirán si hemos sido desconectados.

- ¡Ya! Y también son blandos ¿no?- le comentó el otro con sarcasmo.

Los dos se echaron a reír y comenzaron a perseguirse el uno al otro.


- Fin -

Por: Victoria Hyde


Aquí os pongo mi lista de entradas como "La Cuentista"

2 comentarios:

Alejandro Caro dijo...

No estoy de acuerdo con que los robot se reproduzcan. Puede que un robot construya a otro o haya un dispostivo "robotizador" que los fabrique, a partir de información guardada en un chip, pero no se que se reproduzcan "sexualmente", ese robotizador tendría que estar en la "panza" del robot "hembra".

-Tuvieron que existir unos primeros robots que diran origen a nuestra "raza" .En lo primero estoy de acuerdo, pero no en la palabra raza.

Alejandro Caro dijo...

No estoy de acuerdo:

-Que una persona se convierta en robot (no estoy de acuerdo), un cyborg puede ser.
Lo que si estoy de acuerdo que una persona pueda tener implantes mecánicos y/o robóticos en su cuerpo.
-Que un robot se convierta en persona (si le ponés partes biológicas se pudrirían, a no ser que tengan algo que evite que se pudra)
-Que los robot se reproduzcan (no estoy de acuerdo)
Lo que si estoy de acuerdo que un robot pueda fabricar a otro juntando materiales y que sepa y/o aprenda a hacerlo.

Entradas recientes

Entradas populares