domingo, 13 de marzo de 2011

- "El discurso del Rey"

Calidad MagistralErotismo suave




Título: El discurso del rey Protagonistas:
Título Original: The King's Speech
Director: Tom Hooper
Guión: David Seidler
Música: Alexandre Desplat
Fotografía: Danny Cohen
Nacionalidad: Inglesa
Año: 2010
Género: Drama, Humor, Histórica.
  • Colin Firth
  • Geoffrey Rush
  • Helena Bonham Carter
  • Michael Gambon
  • Timothy Spall
  • Derek Jacobi
  • Eve Best
  • Guy Pearce

Sinopsis: Para el duque de York, futuro rey de Gran Bretaña con el nombre de Jorge VI -tras la abdicación de su hermano mayor-, su tartamudez era un gran impedimento en el ejercicio de sus funciones; por lo que, tras pasar por todo tipo de médicos, acabó en la consulta de Lionel Logue, un logopeda que basaba su terapia en una serie de técnicas poco habituales y excéntricas. Es la historia de dos hombres distintos, la superación de un defecto del habla y una época de cambios políticos y dinásticos.



CRÍTICA:
Llevaba tiempo queriendo ver esta película -desde que me enteré que la protagonizaba mi adorado Colin Firth- y ¡por fin! después de recibir varios Oscars, se dignó alguien a acompañarme... y me lo agradecieron.

No entraré en la cuestión de si se merece o no los premios... pero sí que puedo decir que es una muy buena película.

El argumento y la sinopsis te hace pensar en una película aburrida y sin nada en particular... hasta que te fijas en los actores.

Lo primero que tengo que decir es que si le han dado un Oscar a la maravillosa interpretación de Colin Firth... Geoffrey Rush debería haber recibido otro, porque la suya es tan maravillosa como la de Colin y, a la vez diferente al resto. Y tampoco puedo dejarme fuera a Helena Bonham Carter, con un personaje lejos de lo que nos tiene acostumbrados. Regio, digno, amoroso y con una ironía tan sútil que si parpadeas te la pierdes. Para mí, uno de los mejores papeles de su carrera.

Si con eso no te han entrado ganas de verla... continuo.

Tenemos un guión basado en una historia real, la ascensión al trono de Jorge VI (padre de Isabel II) y su lucha contra el tartamudeo, hasta conseguir dar el discurso que anunciaba declaración de guerra que sumergió a Inglaterra en la II Guerra Mundial.

Con esta premisa -que a primera vista me hacía bostezar hasta a mí...- construyen una narración con varias subtramas y diferentes niveles que se entraman con sutileza y de forma magistral.

Lo primero y esencial, es la lucha de un hombre tartamudo, un hombre que -por nacimiento y sentido de la responsabilidad- debe hablar en público continuamente.

Un hombre valiente, Bertie (el futuro Jorge VI) porque sólo alguien con mucho valor se expondría una y otra vez al ridículo público para intentar algo que no es capaz de hacer.

Aquí tengo que hacer un inciso para deleitarme con la interpretación de Colin Firth. Compleja, muy compleja, llena de sutiles matices, cambios bruscos de situación, de emociones, de tensión, de dudas... y todo hecho de forma tan engrasada que sólo te das cuenta cuando sale la palabra fin. Colin construye un personaje extraordinario y extraordinariamente complicado, tanto... que se hace creíble y te enamoras de él. Y consigue expresar con maestría las dificultades del habla que sufre y su lucha contra ellas.

Por otro lado, habla del tartamudeo como secuela psicológica de traumas de la niñez; de la presión que supone en una familia tener un hijo con un defecto del habla... y de las diferentes maneras en que se enfrentan a ello. Comprensión, ayuda, presión, exigencias, burlas... A veces por parte del mismo pariente.

Otro nivel, es la evolución que supuso en la monarquía la aparición de la radio y el verse obligados en convertirse de figuras que saludan a "embajadores públicos", sujetos a la opinión del pueblo. Y... las fricciones entre los monarcas a la antigua, los nuevos y los que son incapaces de afrontar dicha presión.

Otra capa más es el tratamiento en si de la tartamudez. Desde los remedios más clásicos a las "nuevas" terapias alternativas que se basan tanto en la psicología, como en la fisiología del problema.

Ahí aparece Lionel, una maravilla. Un terapeuta algo inusual que utiliza métodos atípicos para que el que no puede hablar, pueda hacerlo. Irónico, mordaz a veces, apasionado del teatro, dolido por no ser capaz de subirse al escenario, padre amoroso, marido atento -como debe ser- temoroso de la ira de su mujer, amigo fiel... y sobre todo alguien sensible, imaginativo y especial. La interpretación de Geoffrey Rush es sencillamente magistral y las salidas del personaje te harán estallar en carcajadas cuando menos te lo esperes... sin ser un personaje cómico en absoluto.

Y después tenemos la política. El miedo de un país que aún se recupera de la I Guerra mundial, y que teme entrar en la II. Los políticos avisados y menos. La influencia de unas faldas. La opinión pública. El deber. Los discursos de Hitler... y un momento de la historia que cambió a un pueblo.

En definitiva es la historia de un rey, de un hombre, que afrontó sus peores temores para intentar ser el monarca que su pueblo necesitaba... y por el camino encontró un amigo.

P.D: Me llamó mucho la atención que el casting de los personajes -sobre todo el de las niñas- reflejase de forma tan fiel, la imagen que tenemos de esos miembros de la familia real británica.



Para abrir boca, aquí os pongo el trailer de la película.






El listado actualizado de películas a las que les hecho ficha está en Hojeando por si queréis echarle un vistazo.

1 comentario:

Yolanda Quiralte dijo...

¡¡Me encanta Colin Firth!! Es absolutamente maravilloso. al igual que a ti, no me quieren acompañar jajaja al cine a verla, así que...
Pero la veré, la veré... y mucho más después de tu excelente artículo.
BEsitos y felicidades.

Entradas recientes

Entradas populares