viernes, 18 de marzo de 2011

- "Fragmento 2" de "Una venganza magistral" por Victoria Hyde

Segunda cata de la novela (de un capítulo distinto esta vez). Comparto con la protagonista, Sara, mis dudas existenciales sobre la elección del chocolate perfecto para la ocasión. El resto... son problemas de ella, afortunadamente.

Ya me diréis qué os va pareciendo.


FRAGMENTO 2


A la hora del descanso, tenía los nervios de punta de intentar ignorar los tímidos avances de mi guapo compañero e ignorar –y punto– al irritante profesor; así que me escabullí entre la cansada muchedumbre y subí a la máquina dispensadora de comida de la última planta, que siempre estaba desierta. Estaba dudando entre chocolate negro, chocolate con leche o ambos, cuando un escalofrío me recorrió la columna. Miré con temor por encima de mi hombro, al sentir como una lista coleta negra lo rozaba con suavidad.

–Difícil elección, es cierto.

Apoyando ambas manos contra la máquina y con su pecho contra mi espalda, Eric había formado una improvisada cárcel muy efectiva.

–¿Qué haces? –conseguí pronunciar pese al pánico.

–Aconsejarte.

–¿Qué haces? –repetí escabulléndome bajo uno de sus brazos.

–Llamar tu atención. Normalmente malgastas mis clases en vigilar todos mis movimientos y en mirarme mal, pero los últimos días no lo has hecho. ¿Pasa algo?

–Sólo sigo tus instrucciones. Hacer como que no sé nada raro sobre ti y tratarte como a cualquier otro profesor.

Enseñó los dientes, se acercó unos centímetros y ronroneó:

–¿Besas a todos tus profesores?

–Yo. No. Te. ¡Besé! ¡Imbécil! –escupí, haciendo caso omiso de las partes de mí que habían entrado en combustión espontánea.

–¿Necesitas que te lo recuerde?

–¡No me metáis en vuestras peleas! ¡No soy vuestro juguete! ¡Olvidaos de mí!

–¿Metáis? ¿Vuestro? ¿A quién más te refieres?

El tono era cálido, cordial, ligeramente amenazador. Aparté la mirada.

–¿Marc Llorens? ¿Estás quedando con él?

No gritó, ni siquiera subió el tono, pero se me congeló hasta el tuétano de los huesos.

No había luz en sus ojos negros y su sonrisa debería haber estado en la boca de algún reptil ya extinto. Por primera vez desde que lo conocí, sentí verdadero terror.


- Continuará... -

Por: Victoria Hyde

Si queréis leer algun trocito más de mis historias en curso, visitad: Novelas en construcción.

5 comentarios:

Noelia Amarillo dijo...

Dios, pero que buena pinta tiene, joder... Nena espabila que va a ser un bombazo!!!

Yolanda Quiralte dijo...

Creo que Noelia tiene razón. Tiene una cosa super importante... lees esto y te apetece seguir y seguir y seguir...
Así que SIGUE. Besitos y enhorabuena.

Victoria Hyde dijo...

Seguiré, seguiré. Me he desatascado en una parte cercana al final... y en principio irá todo rodado.

Olivia Ardey dijo...

Jopssss.... me he quedado con los ojos dándome vueltas cual Marujita de lo muchísimo que me ha gustado.... quiero másssssss. Por favor, Victoria, ¡que ese "CONTINUARÁ" se cumpla! Enhorabuena y regálanos más. Besos.

Anónimo dijo...

¡Qué buena eres!!!
Marisa Arias.

Entradas recientes

Entradas populares