sábado, 5 de marzo de 2011

- "Los Pequeños Hombres Libres" de Terry Pratchett (I Tiffany Dolorido)

Calidad Magistral Nivel Congelado
Título: Los Pequeños Hombres Libres
Título Original: The wee free men
Serie: XXX de la serie del Mundodisco
Subserie: I de la serie de Tiffany Dolorido
Autor: Terry Pratchett
Editorial: Plaza y Janés
Colección: Debolsillo
Año: 2008
Género: Fantasía, Humor.

Sinopsis: Una historia del Mundodisco.

Armada con tan solo una sartén y su sentido común, Tiffany Dolorido, una joven aspirante a bruja, es lo único que se interpone entre los monstruos del País de las Hadas y la cálida y verde tierra de la Caliza, su hogar. Obligada a entrar en los dominios feéricos para rescatar a su hermano secuestrado, Tiffany se une a los Nac Mac Feegle locales (también llamados pequeños hombres libres), un clan de hombrecillos azules de quince centímetros de altura que roban ovejas, blanden espadas y son tan feroces como divertidos. Juntos lucharán en un territorio espeluznante y siempre en movimiento, se enfrentarán a brutales hadas voladoras, seres tejedores de sueños y perros sombríos (unos canes negros con ojos de fuego y dientes como cuchillas), antes de llegar hasta la Reina de los Elfos, la soberana absoluta de un mundo en el que la realidad se mezcla con las pesadillas. En el momento decisivo, Tiffany tendrá que enfrentarse sola a su cruel poder...



CRÍTICA:
Buenísimo, no me cansaré de repetirlo. Un libro con el estilo y el sentido del humor subversivo de Pratchett. Una visión distinta de un cuento de hadas. Y los "pixies" son de lo mejor.

Se supone que es un libro para adolescentes porque "rebaja" -no tengo muy claro que se pueda decir eso- el nivel de sarcasmo y referencias a los que nos tiene habituados en otros libros del Mundodisco y, sin embargo,... este libro es uno de mis favoritos de ese universo.

No es un libro tan "cómico" -si se puede utilizar esta palabra en un libro de Pratchett- como otras de sus novelas más adultas y creo que esa "falta de humor" es expresa por el Maestro. Él suele basar su humor principalmente en referencias distorsionadas (otra perspectiva) de diferentes campos del conocimiento y de la experiencia humana; sin embargo, los libros pertenecientes a esta serie son más "sencillos".

Y digo sencillos, porque las referencias son fácilmente reparables (al fin y al cabo se supone que no es un libro para adultos) pero Pratchett sigue con su visión particular del mundo y le da la vuelta a los cuentos de hadas; de forma que construye una fábula que puede entretener a niños y adolescentes, y al mismo tiempo hacerles pensar.

Creo que por ese motivo es una obra de arte, no trata a los niños como tontos, ni les cuenta una historia edulcorada e idealizada, creo que les enseña cosas que son realmente importantes, envueltas en un montón de risas.

Y por si fuera poco... también puede gustar a los adultos (yo soy la prueba. Ejem...).

Tiffany Dolorido, una niña de nueve años, la más joven de un montón de hermanas, una experta en hacer quesos y a la que le toca cuidar del pequeño de la casa de sólo dos años. Parece una vulgar hija de pastores ¿no es cierto? Pero también es nieta de la difunta "Abuela Dolorido" una anciana que reinaba sobre el resto de pastores y dictaba su sabiduría sin soltar su pipa ni hablar demasiado; lo que hace que Tiffany vea el mundo de forma distinta a los demás, piense demasiado y le guste leer, algo muy mal visto en su zona.

Sin embargo, todo ello nos sigue dejando a una niña de nueve años con unos zapatos demasiado grandes para ella y sólo una sartén de hierro para enfrentarse a lo que está intentando entrar en su mundo. Bueno, y una legión de diminutos, malolientes y belicosos hombrecillos azules con kilt, lo que a veces es más un problema que una ayuda.

Tiffany no quiere ser una bruja, nunca lo ha querido, pero si tiene que actuar como tal le gustaría que al menos alguien se dignara a explicarle como se hace; pero como decía la abuela Dolorido... "el deber del pastor es velar sobre las ovejas" y Tiffany es digna nieta de su abuela.

¿Qué decir?

¡ADORO A TIFFANY! ¡Ojalá siendo niña hubiese tenido un personaje como ella para emular! Un personaje gris, débil, fuerte, serio, demasiado serio, divertido a su pesar, cobarde, valiente... pero decidida a hacer lo que le toca hacer. No porque quiera, sino porque es lo que toca.

No puedo más que recomendar esta serie a los adultos para que disfruten y después regalen a los futuros dirigentes de nuestro mundo. Nunca es demasiado pronto o tarde como para aprender cosas importantes divirtiéndose.

P.D: Para los que se vayan a enamorar de los Wee Free Men (y sí, a pesar de su estupidez y mal olor os vais a enamorar de ellos), os comento que su primera aparición fue en "Carpe Jugulum".

P.P.D: La aparición de Yaya Ceravieja y Tata Ogg como "secundarias de lujo" sigue siendo tan desternillante y punzante como de costumbre.


Como curiosidad, éste es el cuadro que se supone que ve Tiffany en su libro y es en el que Terry Pratchett se inspiró para describir el país de las hadas.


Aquí os pongo un enlace a la Guía de Lectura del Mundodisco dónde podréis saber más sobre este universo y los libros que en él se ubican.

El listado actualizado de los diferentes autores y libros a los que he hecho ficha está en Hojeando por si queréis echarle un vistazo.

5 comentarios:

Noelia Amarillo dijo...

Le tengo pendiente para leer junto con Nación... a ver si me pongo con él. Ains, tras tu critica le tengo aún más ganas!!

kaerog dijo...

Tendré que echarle un vistazo ....

Victoria Hyde dijo...

Noelia... pues si dices eso es que aún no has leído la crítica que hice en su día de Nación. No puede asociarse la palabra "pendiente" con ese libro.

Kaerog... harías bien.

Para daros aún más ganas, sólo tengo que deciros que Tiffany es una digna sucesora de Yaya Ceravieja... sin ser ella.

Unknown dijo...

Interesante blog. Dicho esto comento.

Es un gran libro, pero yo sí que lo encuentro algo rebajado, como todos los "juveniles", con respecto a la saga normal:

- Organización en capítulos.
- No hay tramas paralelas.
- Deus ex machina.
- Personajes algo aplanados, para lo que viene siendo Pratchett.

Pese a ello sigue pareciéndome inmenso. Sobre todo por los recuerdos de su abuela que tiene Tifanny (el cuento del perro del noble, como era de silenciosa, el regalo, etc).

Victoria Hyde dijo...

Es cierto anónimo lo que dices de que "simplifica" un poco la forma de construir sus novelas (me parece magnífico su forma de trabajar sin capítulos); sin embargo los personajes me siguen pareciendo igual de complejos que en otras novelas para "mayores", tan sólo es que, al ser más cortas, sólo se puede ver la profunidad de los personajes principales y no de los secundarios como acostumbra hacer en sus otros libros.

Has citado tres de mis momentos estelares de esta novela... :D Ya me caes bien sin conocerte.

Entradas recientes

Entradas populares